GrupoIsos
< volver al home
Jornadas 2009

“…revertiremos los errores de la Ley de Medios”

Así lo afirmo el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, en el acto inaugural de las Jornadas Internacionales de Cable ante un auditorio colmado de empresarios, periodistas, legisladores, funcionarios y representantes internacionales de la industria.

La apertura oficial de la decimonovena edición del encuentro internacional de Jornadas que se está realizando en el Hotel Hilton de Buenos Aires, estuvo signada por las críticas a la Ley de Medios sancionada por el oficialismo. Entre las autoridades, estuvieron presentes el Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri; José Scioli, Secretario General de la Gobernación Bonaerense; Horacio Rodriguez Larreta, Jefe de Gabinete Porteño; Francisco De Narvaez, Diputado Electo; Ricardo Gil Lavedra, Diputado Electo, Walter Burzaco, Presidente ATVC, José Toledo; Vicepresidente 1ro. ATVC; Alejandro Harrison, Presidente CAPPSA; y Sergio Veiga, Vicepresidente CAPPSA.

Mauricio Macri dijo: “A pesar de las crisis tenemos islas de altísima calidad, debemos integrarlas a partir de los acuerdos para generar riqueza y trabajo para todos, para terminar con la pobreza. Una de esas islas es el Cable en nuestro país, seguimos siendo el tercer sistema de Cable en el mundo. Un sistema de información plural, abierto, diverso y extendido por todo el país. Que nos ha asegurado la posibilidad de seguir informando y debatiendo para llegar a una ley apropiada. Debemos preocuparnos pero sin perder la calma. En el nuevo congreso revertiremos los errores y la falta de visión estratégica del Gobierno. Una visión que atenta contra las fuentes de trabajo, contra el pluralismo y contra la vida ciudadana. Con el nuevo congreso y con el sentido común de nuestros jueces buscaremos una reforma que no debe ser traumática si no constructiva. Buenos Aires tiene gracias a la industria del Cable 62.000 puestos de trabajo” concluyó el Jefe de Gobierno.

El Presidente de la ATVC, Walter Burzaco, afirmó “Esta Ley es una espada de Damocles para el Cable en la Argentina. Y no surgió como un hecho aislado. Es el resultado de una campaña sistemática contra nuestra industria emanada desde el poder.
La nueva ley deja a las PYMES del interior como rehenes de las cooperativas de servicios públicos. Estas tienen exenciones impositivas, clientes cautivos e ingresos monopólicos que usarán para hacer subsidios cruzados y prácticas atadas.

Los límites al desarrollo del Cable conforman una arquitectura pensada para ahogar, limitar, desguazar la expresión ciudadana. Nunca se ha visto semejante virulencia contra un sector, cuyo único pecado es haber logrado ser independiente y exitoso. Nos acusaron de todo lo imaginable, se gastaron miles de pesos en publicidad oficial. Infamaron con argumentos falaces y vacíos a un servicio genuino que permite acceder a los hogares argentinos a voces distintas de la oficial.

Esta Ley fue parida de apuro en trámite parlamentario con nuevas irregularidades que nos sorprenden todos los días. Un trámite donde se reconocieron fallas y errores, de fondo y de forma, pero que a fuerza de sacar la ley, se encontró con una ciega negativa a cualquier modificación.
Hace años que sostenemos nuestra voluntad de debate, buscando respetar la seguridad jurídica y construir nuevos marcos que promuevan la inversión y que consoliden al Cable como una herramienta de integración nacional y desarrollo social. Nunca pedimos privilegios, nunca esquivamos la discusión y el aporte democrático. Hemos hecho del ejercicio del consenso nuestro camino.

Apostamos a una nueva Ley. Una Ley que nos incluya y no que nos rechace. Una Ley que apunte al futuro y no al pasado. Una Ley que nos permita competir y no que nos ahogue. Una norma que no restrinja las voces existentes, la pluralidad y la cultura regional y local”.

El representante de la industria de los contenidos y señales (CAPPSA) Alejandro Harrison destacó “Somos críticos de esta nueva ley. La ley es perfectible y apuntando al bien común debe armonizar. Esta ley se centra en el país chico, y no en un contexto en el cuál se debe buscar el crecimiento. Nuestras señales son panregionales y mucho de la nueva ley choca con la legislación. Desinversión, seguridad jurídica son el signo del Proyecto sancionado. Nuestra industria no precisa de prebendas ni de beneficios, solo queremos trabajar y producir en paz”.

Postear en Facebook
Powered by
datafactory