GrupoIsos
< volver al home
SECCION MEXICO

ASPECTOS QUE SE INCLUYEN EN LA REFORMA DE TELECOMUNICACIONES EN MÉXICO

El pasado 30 de abril quedó aprobada por las Cámaras de Diputados y Senadores la reforma Constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica. De ser el caso, conforme al proceso legislativo, dicha reforma tiene que ser aprobada por la mayoría de los Congresos estatales (16), lo cual se prevé se tramite en un par de meses, para entonces estar en condiciones de que la misma entre en vigor.

Los principales cambios al modelo concesionario y de regulación son los siguientes:

• Se define a la radiodifusión y a las telecomunicaciones como servicios públicos. Este cambio equipara a estos servicios con el agua, la luz, la salud. Dicha modificación conlleva ciertos riesgos, ya que no es lo mismo una actividad de interés público a un servicio público en aspectos como la requisa en caso de que el servicio a juicio del Estado no se preste con eficacia. O como el de la reversión de bienes a favor del Estado cuando la vigencia de la concesión concluya.

• Se incluyen nuevas figuras de concesiones de radiodifusión. En la ley actual se establecían diversos tipos de estaciones: comerciales, públicas, escuelas radiofónicas, de experimentación y de cualquier índole, lo cual hacía innecesario un cambio o la incorporación de una nueva figura, no obstante lo anterior, se incorporan las estaciones sociales, mismas que incluyen las comunitarias y las sociales.

• Este nuevo esquema constituye un gran reto a cuidar en las leyes secundarias, ya que las mismas serán otorgadas mediante asignación directa, sin especificar potencia o cobertura, mientras que las comerciales serán a través de licitación pública, además de que no se especifica en la reforma constitucional cómo habrán de financiarse, lo cual constituye un riesgo de competencia desleal.

• Adicionalmente, con la reforma el Gobierno operará un instituto que por mandato de la Constitución tiene que dar servicio de radio y televisión a toda la República. Lo anterior implica regresar a un modelo que se tenía en los años 70´s, donde el Estado operaba medios y generaba contenidos de poca calidad. Lo anterior implica, por necesidad, la presencia de muchas nuevas estaciones que entrarán a diversos mercados a prestar el servicio, mismas que podrán contar con opciones de financiamiento.

• Parece que el modelo Mexicano, tiende a ser un híbrido entre el modelo europeo (radio y TV públicas) con el americano (radio y TV privadas), además de incorporar a la tercera figura social, que incluye a las comunitarias.

• Todo lo anterior, conlleva amenazas en contra de la libertad de expresión, pues si no se aseguran las condiciones adecuadas de competencia, se puede llegar a tener mercados muy competidos con pocos recursos publicitarios, y por ende, propietarios de estaciones débiles financieramente, sujetos a presiones estatales para tener contenidos a modo.

• Por otro lado, el organismo que regulará a las estaciones radiodifusoras y a las empresas de telecomunicaciones (distinto al que operará anteriormente señalado), tendrá el rango de organismo constitucional autónomo, y tendrá facultades para regular telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica, esto último sólo en dichos sectores. Constitucionalmente Autónomo, tal como hoy tenemos en México a nuestro Banco Central, al Instituto Federal Electoral y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

• Adicionalmente, a lo anterior, es decir que el organismo autónomo o IFETEL regulará las frecuencias, potencias, coberturas, competencia económica, también tendrá facultades para regular contenidos, lo cual no contribuye en nada en favor de la libertad de expresión.

• El constituyente busca contar con un organismo fuerte, que sea capaz de disminuir la litigiosidad que ha tenido este sector desde que se modificó la Ley Federal de Telecomunicaciones de 1995 y por ende, que pueda establecer reglas asimétricas que permitan igualar el terreno de juego entre los jugadores pequeños y los grandes.

• Por ello, ha establecido que contra de las resoluciones del IFETEL, procederá sólo el amparo indirecto y que ante las mismas no se otorgará la suspensión. Tal situación es absolutamente inequitativa comparando el esquema jurídico que tendrán las otras industrias.

• Si bien el Senado de la República, logró establecer contrapesos importantes al IFETEL que será el Organismo autónomo al que nos hemos referido (rendición de cuentas, presentación de programas anuales, contraloría interna, remoción por causa grave a los comisionados, comparecencia obligatoria ante el Senado), que brindarán mayor certidumbre jurídica a los industriales, se considera que será muy importante en las leyes secundarias brindar aún más certidumbre jurídica que garantice inversiones al país.

• Otro aspecto novedoso de la reforma, es que la misma establece como plazo para el “Apagón Analógico” (proceso de migración analógico a digital en TV) el de diciembre de 2015. Lo anterior, implica que el Estado habrá de invertir grandes recursos (aproximadamente mil millones de dólares) para garantizar que al momento del apagón la gran mayoría de la población cuente con equipos receptores digitales y, por ende, no se queden sin señal.

• El apagón analógico tiene como principal propósito, además de brindar servicios de calidad en TV, liberar la banda de 700 Mhz, para estar en condiciones de que el Estado en coordinación con la iniciativa privada, constituyan una red troncal y de distribución en las zonas urbanas y rurales (periodo 2014-2018), y que la misma preste servicios a los actuales y futuros concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones a precios competitivos, en beneficio de la población en general. (se tienen estimaciones que el despliegue de esta red tendrá un costo aproximado de mas de 10 mil millones de dólares.

Postear en Facebook
Powered by
datafactory